Archivo

Archive for the ‘Personales’ Category

¡It’s the evolución Baby!


En Marzo me mudé a Madrid con mi chica por trabajo, y desde entonces no paraba de darle vueltas a una hoja de mi diario, de cuando tenía 18 años (7/10/1998), con el título que le he puesto a está entrada.Puente a nueva etapa. Evolución

“Miradme, estoy en mi piso junto a 13.000 ptas, que he sacado de la libreta donde estaban ocultas, a un día de mi examen de coche y preparando las cosas para ir a clase a la Universidad. Si esto no es Evolución, ¿qué lo es?. (…)”

Es emocionante vivir estos momentos, salir de la comodidad del día a día que controlamos para entrar en una constante novedad. Se pierden cosas buenas, es cierto, pero las nuevas siempre las compensan. Además, las verdaderamente buenas no se llegan a perder del todo, aunque se tengan que hacer esfuerzos pues se hacen por conservarlas, y gracias a esto, tras varias positivas evoluciones, debo decir que me encanta la vida que tengo, compuesta con lo mejor que he ido recogiendo de cada una de sus etapas.

Categorías:Personales Etiquetas:

Elegir la fila adecuada en el supermercado


Para elegir una fila adecuada en la que pagar hay que tener en cuenta muchos factores:

  1. Número de carros.
  2. Cantidad de artículos por carro.
  3. Cantidad de gente por carro (cuantos más haya, menos tardarán en llenar las bolsas).
  4. Edades (a más edad menos velocidad y más calderilla que buscar).
  5. Cajer@ (Velocidad, veteranía…)
  6. Posibilidad de que abran una nueva caja (hay que ponerse cerca de las cerradas si hay mucha gente).

Supermercado filaYo suelo tomar una decisión en base a todos estos factores, y luego miro las demás filas y creo verme esperando en cada una de ellas, como si hubiera realizado todas las demás elecciones posibles. Es como si pudiera ver todos los universos paralelos que se han creado con aquella decisión. En todos estoy esperando, mirándome, y es entonces cuando comienza una competición con mis otros yos por ser el primero en pagar e irme.

– En realidad no estoy loco, lo he hablado y le pasa a más gente –

Hoy mismo he ido a comprar, y tras elegir fila han aparecido ante mis ojos Yo2, Yo3 y Yo4 (más guapos ellos). Tras unos pocos segundos se ha hecho palpable que Yo2 se aproximaba muy rápidamente hacia la cajera. Realmente, la diferencia entre nosotros no era significativa, pero en estas situaciones no se trata ya de tiempo, se trata de ganar, de obtener ese trofeo imaginario que es el saber que has sabido elegir.

Tras unos segundos más, se ha hecho claro que Yo2 había hecho mejor elección que yo. He dudado si pasarme a la fila 2, pero entonces, tras Yo2, se ha situado alguien, por lo que en caso de cambiarte siempre hubiera llegado detrás de él. Además hubiera abierto la posibilidad de ser derrotado por el nuevo Yo generado en mi fila actual. No hubiera podido soportar eso. Por lo tanto, ahí me he quedado, viendo como finalmente el sonriente Yo2 pagaba y se iba antes que yo.

Pero no solo he sufrido una dolorosa derrota, es que además ha pagado antes que yo Yo2.1, que es el Yo que se ha generado cuando pensé en cambiarte y no lo hice.

Con esta historia quiero mostraros que las filas son complejas e impredecibles, y que aun teniendo en cuenta todo lo que os he indicado, podéis elegir mal.

Bueno, me despido, sabiendo que Yo2 y Yo2.1 lo han hecho ya en otros universos paralelos  :/

Verano corto


Este verano que empezó entrado ya Julio parece que insiste en dejarnos desde el primer día de Septiembre. En el día de hoy en el que en puesto del Sol lo que ilumina el cielo son los rayos, me siento estúpido con la toalla y las palas en el asiento de atrás del coche. También ayuda a este sentimiento las risas malvadas que salen del paragüero que hay junto a la puerta de mi casa, el muy cabrón parece que con esos dedos retorcidos, que son las asas de los paraguas que salen de él, no para de señalar a las aletas y las gafas de bucear que agonizan tiradas a sus pies cómo pez fuera del agua.Arco Iris

Tras las lluvias del sábado el arco iris que salió no me ha traído una última semana de calor cómo le pedí, al contrario han llegado unas tormentas que parecen haber acabado definitivamente con los días de playa. Y esta noche desde el interior de mi coche veo la lluvia cómo balas, oigo cómo impactan y veo cómo se deslizan cómo si fueran la sangre que provocan, no del coche, sino del verano que muere ante mí. Esto a fin de cuentas pasa todos los años, “El fin del verano siempre es triste”, pero este año es diferente, “Los jóvenes mueren antes de tiempo”, y este verano ha fallecido en su adolescencia, dejándome bajo la lluvia sin saber si protegerme abriendo el paraguas o la sombrilla.

Juego de niños


Aquella plaza en la que jugaba de pequeño había cambiado tanto como yo a un día de cumplir mis 33 años. Faltaban aquel tobogán de metal de algo más de 2 metros, los subibajas y el arco de media luna que habían sido testigos de mi infancia, tampoco había casi ningún vecino por allí y menos con niños, era una estampa un poco triste recordando lo que había sido.Ciudad del aire - Plaza pisos de oficiales

Había llevado a los mayores de mis sobrinos, mi sobrina de 5 y mis dos sobrinos de 6 años, esperaba que se divirtieran como yo hice durante tantas tardes y noches de verano.

Nos situamos en el centro de la plaza y les lancé una pelota que no atraparon, no paraban de reírse y de hacer el tonto y así no había manera. En contra cuando ellos me la tiraban yo me concentraba y salta estirándome para coger el penoso lanzamiento. Así estuvimos un rato en el que no paraba de pensar en que no sabían jugar y ellos no paraban de reír a carcajadas, y de pronto caí en la cuenta, ¿cuál era el verdadero objetivo del juego?, realmente no era coger la pelota, el que no sabía jugar era yo!!!.
Y entonces triste mire de nuevo a la plaza, quizás ella no había envejecido tanto  😦  .

Categorías:Personales Etiquetas: , ,

Bañarte en la piscina/masturbarte frente a bañarte en el mar/hacer el amor


Bañarte en la piscina es como masturbarte y hacerlo en el mar es como hacer el amor tan apasionadamente como el oleaje dicte.
Bañarse en la playa es como hacer el amor

Bañarte en la piscina es siempre igual, sueles ir a la más cercana de tu casa, dejas las cosas, te acercas al borde y te tiras, en un segundo te encuentras sumergido en esa agua que está más caliente de lo esperado, no abres los ojos allí abajo, ¿para qué? , el fondo de las piscinas es siempre igual. Sale a la superficie y nadas, vas al ritmo que quieres, paras en el momento que quieres y te apoyas en un lateral cuando quieres. Finalmente sales del agua y en un segundo estás listo para marcharte, casi parece que no te hayas bañado, pero como pretendías, te encuentras algo más fresco.

En el mar es otra cosa, para empezar cada playa es diferente a la anterior, vas probando diferentes playas hasta que al final terminas yendo a una, que se convierte en tu preferida por miles de detalles que te encantan y que la diferencian de las demás. Cuando llegas y abandonas la toalla enseguida sientes como te sube la temperatura que ya traías alta, notas como su calor te quema, te abrasa y te lanza hacía ella. Llegas al agua que está helada, era lo que buscabas, pero el frío es muy intenso y tienes que meterte poco a poco. Por fin te sumerges entrando por completo en ella mientras la escuchas respirar, entonces abres bien los ojos para contemplar su fondo oceánico, los hay de todas clases pero el de tu playa favorita te vuelve loco, te parece increíble. Sales a la superficie, empiezas a nadar y notas a tu alrededor la marea, aprietas la brazada en ciertos momento para llevar tú el ritmo, te relajas en otros y te dejas llevar arriba y abajo, notas el movimiento y nadas de acuerdo a él, sacas la cabeza para respirar cuando la ola baja y la hundes en ella cuando sube. Terminas, y cuando estás saliendo sientes como te empuja para alejarse de ti para acto seguido abrazársete. Llegas de nuevo a la arena y a pesar de estar fuera del agua estás impregnado de su sal y te encuentras increíblemente fresco, la arena ya no quema, el calor se ha reducido. Te tumbas en la toalla y la brisa te acaricia de arriba abajo, aún jadeas por el esfuerzo pero te sientes genial, relajado. Pero al tiempo ocurre algo, poco a poco vas sintiendo de nuevo calor, deseas de nuevo el sentimiento de frescor y la miras, entonces el rumor de las olas te llaman, te piden que vuelvas, te levantas y notas como su calor te quema, te abrasa y nuevamente te lanza hacía ella.

Categorías:Personales Etiquetas: ,

Mi mundo de evasión


Ploc, se cierra la puerta pero han conseguido entrar, están aún conmigo aunque ya empiezo a sentirme mejor, estoy en mi espacio, mi mundo.

interior de un Smart
Pongo música y siento como todo se va inundando con la fuerza que emiten cada una de sus notas, subo el volumen y el proceso se acelera. De pronto noto como se llena el interior del coche por completo, como entra en contacto con mi piel, me presiona y va subiendo, noto como cubre mi cabeza y al fin penetra en mí como un torrente de energía.

La fuerza invade mi interior y crece hasta poseerme por completo, es entonces cuando la hago mía y toda su rabia y violencia me ayudan a luchar. Lo estoy consiguiendo, se van desvaneciendo, me encuentro mejor y mejor por momentos, ya apenas están en mi cabeza, en ella sólo hay música, energía liberada que tira de mi y hace que mi corazón lata al ritmo de la batería. Apenas ya pienso en ellos.

Giro la llave y una suave vibración estremece mi cuerpo más si cabe. Acelero y ese es su fin, debilitados se quedan atrás y salen de mí, acelero un poco más y logro que salgan del coche, y me quedo solo, en paz, en mi coche con mi música.

Categorías:Personales Etiquetas: , , ,

Juego de nombres


Cuando era pequeño mis padres empezaron a llamarme en ciertas ocasiones con el nombre de mi hermano mayor, esto en un principio me parecía gracioso, cuando me llamaban para hacer algo me hacía el loco… . Como paso el tiempo y seguían haciéndolo aunque los corrigiera los dí por caso perdido, sólo los sacaba de su error cuando le contaban a alguien algo sobre mí con el nombre de mi hermano, bueno, en realidad solo si era algo bueno.

Soy el pequeño me decía, además de heredar de mi hermano la ropa y los juguetes (regalados además haciéndome creer que eran nuevos) he heredado su nombre. Han pasado muchos años así, realmente nunca me ha molestado demasiado, pero debo admitir que con lo que ocurre ahora estoy super feliz, por fin ha llegado el día en que mis padres han asimilado mi nombre, y no es que ahora me llamen siempre con él, lo que pasa es que a mi sobrino de dos años lo llaman con mi nombre!, por fin mi nombre es usado en esa casa!!!. Esto me ha hecho recordar que a mi hermano mayor mi madre lo llamaba como a mi padre y mi padre lo llamaba con el nombre de mi tío,  no se equivocaban tanto como conmigo pero sí que pasaba a veces. Puede que los nombres empiecen a hacerse efectivos tarde en esa casa.

Siempreverdes

Siempreverdes

En realidad esto no es solo cosa de mis padres, en mi familia ocurre algo con los nombres, es como si no los asimiláramos bien, por culpa de mis hermanos he pasado toda mi vida pensando que se decía “sobresada” con “e” y “Simple Verde” en puesto de Siempreverdes. También ocurren casualidades, incluso sin habernos visto en tiempo, mi hermana y yo descubrimos que los dos llamábamos de la misma forma incorrecta al centro comercial Thader, los dos le decíamos Tander, supongo que los dos lo leímos rápido y nos gusto más ese nombre, no sé.

Bueno, realmente viendo como está el mundo me alegro que esto sea lo malo de mi familia.

Categorías:Personales Etiquetas:
A %d blogueros les gusta esto: